Navigation Menu+

Un pequeño lujo victoriano: nécessaires de viaje

Posted in Madera, Otras cosas, Tienda Trastos Viejos

Frascos de cristal y plata del interior

Hoy os enseñamos un precioso nécessaire de viaje, fabricado por Aucoc Ainé en madera de palisandro y latón embutido. El interior está realizado en cuero y forrado en seda, y tiene distintas alturas y múltiples compartimentos de varios tamaños. En estos compartimentos encajan cómodamente contenedores realizados en cristal cortado y plata. También hay un espejo en la parte posterior de la tapa que puede sacarse por completo de la caja. Cuenta con una estructura que ayuda a que la pesada tapa se mantenga abierta. La cerradura es un mecanismo de bloqueo Bramah, con doble perno de acero.

Interior

Interior

Detalle de cierre

Detalle de cierre

Asa lateral

Asa lateral

La necesidad de accesorios personales que se guardaran en cajas fáciles de transportar dio lugar a estos nécessaires de viaje. La mayoría de las cajas de tocador realizadas en el sigo XVIII fueron hechas para hombres, dado que pocas mujeres se aventuraron fuera de su casa en aquella época. Sin embargo, las damas de las altas esferas durante el siglo XIX acostumbraban a realizar largas visitas sociales a las casas señoriales de sus amigos.

Interior parcialmente desplegado

Interior parcialmente desplegado

Los nécessaires de viaje eran y siguen siendo un accesorio de moda e indicador de un estilo de vida. No sólo ayudan a transportar elementos necesarios para el aseo personal de forma elegante y compacta, sino que supone un estándar de calidad muy estético, y tanto la caja como el contenido de la misma confieren a su titular un sello de elegancia y distinción.

Frascos de cristal y plata del interior

Frascos de cristal y plata del interior

La vanidad adquiere un lugar de honor en estos tocadores portátiles, extender su contenido hacía que tanto la anfitriona como el resto de invitados puedan vislumbrar la calidad de su interior y sus acabados. Lejos de ser un contenedor de botellas se fabricaban como exposiciones de la situación social, el estilo y la sofisticación de su dueña.

Detalle de la parte superior

Detalle de la parte superior

Casimir Aucóc comenzó sus actividades y negocios como orfebre en 1821, en rue St.Honoré, en Paris, aunque la compañía se trasladó después a rue la Paiz en 1835. Fue una de las principales firmas de moda parisinas del siglo XIX. La firma Aucóc ha sido gestionada por generaciones posteriores de Aucocs:  Louis (1829 – 1914), seguido de sus hijos Louis (1850-1932) y André (1856 – fecha de muerte desconocida) y varios aprendices, como René Lalique o Peter Carl Fabergé. Tal era la sofisticación de la firma Aucoc, que la compañía fabricaba para el rey Luis Felipe de Orleans y su familia, la esposa de Napoleón III, la emperatriz Eugenia o la reina Victoria. Produjo una amplia gama de artículos de lujo. Se hizo especial hincapié en la calidad. Los nécessaires de viaje fueron particularmente famosos.

Detalle de la firma de Aucoc

Detalle de la firma de Aucoc

Alexandre Dumas en La Dama de las Camelias, al describir las habitaciones de lu heroína, Marguerite Gautier, que estaban en subasta, escribe:

“Simulando que me paseaba por la habitación, fui siguiendo a las nobles curiosas que en ella me precedieron. Éstas entraron en un aposento adornado de colgaduras persas, y ya iba yo también a penetrar en él cuando aquéllas salieron casi inmediatamente sonriendo cual si se hubiesen avergonzado de esta nueva curiosidad. Esto aguijó mi deseo de penetrar en aquel aposento: era el tocador, en el que no faltaba ni el objeto más insignificante, no pareciendo sino que en él se había desenvuelto por completo la prodigalidad de la difunta.

En una gran mesa de tres pies de anchura por seis de longitud, arrimada a la pared, brillaban todos los tesoros de Aucoc y de Odiot, formando una colección magnífica compuesta de esa infinidad de objetos tan indispensables en el tocador de una mujer como aquella en cuya casa nos encontrábamos, y entre los cuales no se veía ni uno que no fuese de oro o plata. Sin embargo, semejante colección se había ido reuniendo poco a poco: era el tributo de distintos amores.

Como a mí no me asustaba la vista del tocador de una mujer mundana, entreteníame en examinar hasta sus más insignificantes pormenores, cuando advertí que todos aquellos utensilios, primorosamente cincelados, ostentaban iniciales distintas y coronas diferentes.”

Puedes ver este objeto en nuestra tienda:

Nécessaire de viaje firmado por Aucoc Ainé en Trastos Viejos

También puedes ver otros objetos y antiguedades:

Tienda de antigüedades Trastos Viejos

1 Comment

  1. Amigo Francis . Muy bien historiado Bandoneon pero… Lo de Mirabel es un ACORDEÓN DIATONICO